contadores publicos Saltar al contenido

11 minerales cruciales para tu cuerpo

11 minerales cruciales para tu cuerpo

A menudo, los síntomas más aterradores se deben a un desequilibrio de minerales poco conocidos.

Juntos, los minerales constituyen apenas el cuatro por ciento de su cuerpo, pero su papel en su funcionamiento efectivo es crucial. El médico de familia de Girgaum, el Dr. Krishnakant Dhebri, atiende a cinco pacientes con deficiencia de minerales todos los días (los vegetarianos son los más afectados) y define los minerales esenciales como “piedras angulares de nuestra salud”. Es una etiqueta adecuada considerando que ayudan a llevar a cabo funciones cruciales, y una deficiencia conduce a síntomas preocupantes. “Una dieta deficiente es a menudo la razón clave de la deficiencia de minerales”, dice Dhebri, y agrega: “Por lo general, los pacientes tienen deficiencia de hierro, yodo y calcio”. La dieta correcta juega un papel clave aquí, ya que el cuerpo no produce minerales de forma natural, lo que significa que debemos confiar en lo que comemos para adquirirlos en la cantidad correcta. Una dieta rica en frutas frescas, verduras, pescado, huevos y siete horas de sueño son imprescindibles para que su cuerpo se reponga adecuadamente. La nutricionista de Juhu, Sheela Tanna, que atiende a 20 pacientes con deficiencia de minerales a la semana, establece un vínculo con el medio ambiente cuando dice: “Un buen suelo tiene un 45% de minerales, pero nuestros suelos hoy en día carecen de ellos debido al uso desenfrenado de fertilizantes, productos químicos, pesticidas y monocultivos “.

Una guía del Dr. Dhebri y Tanna sobre 11 minerales y fuentes cruciales para adquirirlos:

Calcio

Cantidad diaria recomendada: 1000 mg / día (mujeres), 1200 mg / día (hombres)
Función: Construye y mantiene huesos y dientes fuertes; ayuda con la función muscular; controla la función celular, la comunicación y la señalización.
Causa y efecto: Los niveles bajos lo hacen propenso a la osteoporosis y a fracturas fáciles. Más de esto conduce a malestar, presión arterial alta, cálculos renales y en la vesícula biliar. Fuentes: almendras, higos, zanahorias, pasas, arroz integral, ajo, dátiles, espinacas, sésamo, anacardo, papaya, apio.

Potasio

Cantidad diaria recomendada: 2,000 mg / día (hombres y mujeres)
Función: Esencial para la función nerviosa, la contracción muscular, el mantenimiento de la presión arterial y un equilibrio saludable de agua en la sangre y los tejidos corporales.
Causa y efecto: La deficiencia puede causar ansiedad, fatiga y disminución del ritmo cardíaco. El exceso de potasio provoca hipertensión.
Fuentes: Naranjas, plátanos, cacahuetes, frijoles, agua de coco, espinacas.

Selenio

Cantidad diaria recomendada: 70 mcg (hombres), 55 mcg (mujeres)
Función: Ayuda en la formación de espermatozoides, protege las células del daño y regula la función tiroidea. Reduce el riesgo de cáncer de próstata, pulmón y colorrectal.
Causa y efecto: Una deficiencia puede causar debilidad muscular, cardiomiopatía (agrandamiento del corazón) y disfunción inmunológica.
Fuentes: Vísceras, atún, cangrejos, cereales, especias.

Sodio

Cantidad diaria recomendada: 1.500 mg (hombres), 1.300 mg (mujeres).
Función: Ayuda a regular el agua en sangre y tejidos.
Causa y efecto: Los niveles bajos provocan fatiga, sensación de indiferencia, confusión mental, náuseas y calambres musculares.
Fuentes: Sal de mesa, papad, zumo de lima y productos lácteos.

Zinc

Cantidad diaria recomendada: 15 mg (hombres), 12 mg (mujeres)
Función: Aumenta la inmunidad (especialmente contra infecciones del tracto respiratorio inferior, resfriado y tos), la reproducción y el sistema nervioso. Útil en la coagulación sanguínea.
Causa y efecto: La deficiencia conduce a dermatitis, embarazo anormal y mala vista, sentido anormal del gusto y el olfato.
Fuentes: Carnes rojas, almendras, maní, garbanzos, alimentos de soja, lácteos, setas, hígado y pipas de girasol.

Cloruro

Cantidad diaria recomendada: 2,300 mg (mujeres), 2,000 mg (hombres)
Función: Ayuda en el sistema nervioso, la función muscular, el equilibrio de agua en la sangre y los tejidos corporales.
Causa y efecto: Los niveles anormales pueden debilitar los músculos, causar latidos cardíacos irregulares y alterar la función renal.
Fuentes: Brócoli, patatas (con piel), zumo de naranja, verduras de hoja verde, plátanos, tomates.

Cobre

Cantidad diaria recomendada: 2 a 6 mg (hombres y mujeres)
Función: Ayuda en el metabolismo del hierro, la formación de glóbulos rojos y la circulación sanguínea. Ayuda en la producción de energía para las células.
Causa y efecto: Los niveles bajos conducen a problemas de circulación sanguínea. Fuentes: cordero (hígado de cabra), langosta, anacardo, semillas de girasol, salvado de trigo, productos integrales.

Fluoruro

Cantidad diaria recomendada: 4 mg / día (mujeres), 3 mg / día (hombres)
Función: Previene las caries dentales.
Causa y efecto: La deficiencia conduce a dientes amarillos y caries. Fuentes: agua fluorada, tés, pescado y pasta de dientes y enjuague bucal con flúor.

Yodo

Cantidad diaria recomendada: 150 mcg / día (mujeres), 1,100 microgramos / día (hombres)
Función: Funciona para producir hormonas tiroideas.
Causa y efecto: La deficiencia conduce al bocio.
Fuentes: Sal yodada, mariscos y algas.

Planchar

Cantidad diaria recomendada: 10-12 mg / día (hombres y mujeres)
Función: Para transportar oxígeno a través del cuerpo a través de glóbulos rojos.
Causa y efecto: Los niveles bajos pueden provocar anemia, debilidad, cambio de color de las uñas, depresión y falta de atención. El exceso de hierro se deposita en el corazón y causa problemas cardíacos.
Fuentes: Verduras de hoja verde, carnes rojas, huevos, aves y alimentos de soja.

Magnesio

Cantidad diaria recomendada: 10-12 mg / día (hombres y mujeres)
Función: Ayuda a que los músculos y los nervios funcionen, estabiliza el ritmo cardíaco y mantiene la fuerza de los huesos.
Causa y efecto: Los niveles bajos causan presión arterial alta y problemas cardíacos.
Fuentes: Pollo, champiñones, espinacas, productos integrales, verduras de hoja verde, almendras, guisantes, aguacate, plátano, kiwi y camarones.

Descargo de responsabilidad: La Cantidad Diaria Recomendada (RDA) mencionada anteriormente está destinada a adultos entre las edades de 19 a 50 años. Los casos especiales (mujeres embarazadas, diabéticos, hipertensos y pacientes cardíacos) deben consultar a sus médicos.

CÓMO LO ARREGLÓ

El recordatorio de piel pálida, uñas y cabello quebradizos y episodios de fatiga constante, hizo que Darshana Popat, residente de Kandivli, se sometiera a un análisis de sangre completo por capricho, hace dos años. “Definitivamente había algo mal en la forma en que se sentía mi cuerpo”, dice el hombre de 34 años, que “siempre estaba en buena forma física y activo”. Un hemograma completo sugirió que su hemoglobina era lamentablemente baja, el calcio estaba en el límite y la vitamina B12 era insignificante. La nutricionista Sheela Tanna aumentó su ingesta de líquidos, frutas y verduras. Los guisantes (los antioxidantes más ricos), los vegetales de hojas verdes, el agua de coco, el agua de lima y el paneer se convirtieron en alimentos básicos. La vegetariana severa también introdujo huevos (una rica fuente de vitamina B12) en sus comidas.

Al cabo de un año, notó un cambio. “Me siento fresca, mi dolor de espalda desapareció y me gradué de caminar rápido a correr”, dice.