contadores publicos Saltar al contenido

6 pasos para un desayuno más saludable

6 pasos para un desayuno más saludable

¿Cuántos de nosotros comenzamos el día con un desayuno inadecuado para superar el conteo de calorías del día o simplemente porque llegamos tarde al trabajo? Una escena común en muchos hogares indios, escatimar en el desayuno solo nos vuelve irritables, cansados ​​y débiles.

Su nivel de concentración también se ve afectado debido a una alimentación inadecuada del cerebro y culmina en una falta de energía o entusiasmo. La única forma de contrarrestar estos efectos es siguiendo una rutina de desayuno saludable. Siga estas sencillas pautas para que su desayuno sea más saludable y nutritivo …

Mantenga un horario de rutina para el desayuno: Esto es vital para prevenir la aparición del “modo de inanición”. Esto implica que si omite el desayuno de la mañana, el metabolismo de su cuerpo se ralentiza y eventualmente lo hace sentir débil y hambriento. Aparte de esto, debido a las 8-9 horas de intervalo durante la noche, existe una necesidad instantánea de nutrición y alimentos saludables para alimentar su cuerpo. Por lo tanto, intente poner algo dentro de su vientre dentro de una hora de levantarse por la mañana. Si no puede comer una comida completa tan pronto como se levante, intente disfrutar de un puñado de nueces o algunos trozos de frutas.

Evite los cereales azucarados: No es suficiente comer un desayuno abundante. Su comida de la mañana también debe ser saludable, cargada con todos los nutrientes esenciales. La mayoría de nosotros creemos que incorporar una gran cantidad de cereales es la mejor manera de lograrlo. En verdad, los cereales proporcionan todos los minerales y vitaminas necesarios, pero algunos de ellos son muy ricos en calorías. De hecho, se sorprenderá al encontrar el nivel de calorías de algunas de las marcas de cereales más comercializadas actualmente disponibles. Si desea comenzar su día con cereales, elija variedades más saludables como el salvado entero en lugar de los azucarados. Incluya la ingesta diaria de calcio: Es imperativo incluir las cantidades diarias recomendadas de calcio para niños y adultos en el desayuno. La leche y los productos lácteos son las mejores formas de lograrlo. La ingesta regular de calcio en los desayunos ayudará al desarrollo adecuado de los huesos y a prevenir afecciones como la osteoporosis. No omita sus Omega 3: Esto se puede lograr mediante una ingesta adecuada de huevos, salmón o semillas de lino. Son muchos los beneficios de los ácidos grasos omega-3 para mantener la salud y para un desarrollo físico adecuado. Desde el control de la diabetes hasta la prevención de enfermedades cardíacas y cáncer de colon; este compuesto es imprescindible para personas de todas las edades y sexos. Evite las bebidas con cafeína: Según investigaciones recientes, los productos con cafeína junto con los cereales bajos en azúcar provocan la elevación de los niveles de azúcar en sangre durante horas. Aparte de esto, la ingesta excesiva de café puede causar adicción y provocar riesgos para la salud como insomnio, dolores de cabeza, deshidratación y acidez estomacal. Por lo tanto, es aconsejable mantenerse alejado de estos agentes tanto como sea posible; particularmente durante las mañanas. Incluya una porción saludable de frutas y verduras: Considerada como la “fuente inagotable” de antioxidantes y otros nutrientes esenciales, una generosa porción de frutas y verduras es imprescindible durante los desayunos. Esto se puede usar en sus formas puras como ensaladas o junto con otros elementos como espinacas con huevos o jugo de zanahoria.

(Fuente: Centro Nacional de Información Biotecnológica, Best Health)

Lea más historias sobre salud personal, dieta y estado físico en www.healthmeup.com