contadores publicos Saltar al contenido

Construyendo inmunidad

Construyendo inmunidad

En esta temporada navideña, a medida que su agenda comienza a estar más llena, la nutrición pasa a un segundo plano. Incluso mientras maneja con éxito su vida loca, no se siente bien. ¿Podría ser porque estás sobreestresado y desnutrido? Charlemos sobre la construcción de inmunidad en el contexto de la temporada actual. La boda y la temporada festiva pueden pasar factura a tu cuerpo sin que te des cuenta. Para lograr sus objetivos esta temporada, debe armarse con los siguientes luchadores de alimentos:

Proteína

La proteína construye sus soldados internos, combate las enfermedades y repara el desgaste. Tenga en cuenta que cuando hablo de este macronutriente vital, me refiero a proteínas de mejor calidad. Elija proteínas magras como huevos (claras de huevo), pescado, carnes blancas (como pollo y pavo), dals y quinua. Evite las carnes rojas. Anulará los beneficios para la salud asociados a las buenas proteínas.

La ‘dosis’ recomendada de proteína es un gramo por cada kilo de peso corporal. En otras palabras, si pesas 68 kilos, necesitas consumir entre 68 y 70 gramos de proteína al día.

Vitamina C

La vitamina C es un gran guerrero en la lucha por el desarrollo de la inmunidad. La vitamina C es un conocido ‘eliminador de radicales libres’ y te ayuda a expulsar los molestos radicales libres de tu cuerpo. Come más amla y kiwi, que son excelentes fuentes de vitamina C.

Vitamina B12

La vitamina B12 afecta tanto su inmunidad como ayuda a la velocidad de su recuperación. Sin embargo, la B12 se encuentra solo en alimentos de origen animal, incluidos los lácteos y los huevos. Si es vegetariano, es mejor tomar un suplemento de B12 aprobado por un médico para mantener niveles adecuados.

Zinc

Los niveles bajos de zinc reducen la fuerza de los glóbulos blancos, lo que reduce su inmunidad. Las fuentes de zinc incluyen aves de corral, nueces, granos integrales, frijoles, productos lácteos y ciertos cereales para el desayuno. Tenga en cuenta que los niños son especialmente vulnerables a los niveles bajos de zinc. por Pooja Makhija (Nutricionista consultora y dietista clínica)