contadores publicos Saltar al contenido

Cuando las papas se vuelven peligrosas para comer

Cuando las papas se vuelven peligrosas para comer

Las papas son las favoritas de muchos; a algunos les gustan en las patatas fritas saladas y crujientes, mientras que a muchos les encantan en el chaat desi aalu. Recientemente, desacreditamos el mito de que las papas aumentan de peso. La papa es, más bien, rica en carbohidratos que nuestro cuerpo puede quemar fácilmente para producir energía. Pero hay casos en los que eliminar las patatas de su dieta debería ser lo correcto. Es entonces cuando presentan los siguientes síntomas, nunca de otro modo. Hay situaciones en las que las patatas pueden echarse a perder. Contienen una neurotoxina, llamada solanina, que si se consume en grandes cantidades puede representar un peligro para su salud. Esté atento a los siguientes signos para descartar cualquier envenenamiento por este mismo alimento básico de nuestra dieta.

Si se estan encogiendo
Las patatas a menudo se compran en grandes cantidades y se utilizan durante un largo período de tiempo. Sin embargo, uno debe tener cuidado, ya que cuando las papas se dejan por mucho tiempo, pueden volverse tóxicas para su cuerpo. Cuando no se cocinan durante un período prolongado, se comban y desarrollan una capa arrugada y blanda. Además, cuando se exponen a la luz solar en el proceso, puede acelerar la producción de solanina en ellos, haciéndolos aún más dañinos para usted.

Cuando las papas se vuelven peligrosas para comer

Cuando desarrollan brotes
La gente a menudo se pregunta si una papa debe usarse o desecharse si desarrolla brotes. Los brotes tienen una alta concentración de solanina y chaconina, dos tipos de posición de glicoalcaloides, que pueden ser muy perjudiciales para el sistema nervioso. La germinación ocurre mucho más rápidamente cuando la variedad es orgánica y no se trata químicamente. Ahora, puede haber dos situaciones de brote de papa: cuando las papas aún están firmes y cuando se vuelven blandas o arrugadas. Si una papa firme desarrolla brotes, los brotes se pueden cortar fácilmente y la papa se puede comer ya que la mayor parte de su valor nutricional está intacto. Sin embargo, si la papa se ha arrugado, es mejor tirar la papa.

Cuando se vuelven verdosas
Las papas teñidas de verde son aquellas que han estado expuestas a la luz y, por lo tanto, sus niveles de solanina aumentan. Sin embargo, es posible que no se desperdicie toda la papa, ya que puede cortar la papa de manera más agresiva de manera segura cortando las partes verdes y consumiendo el resto.