contadores publicos Saltar al contenido

Plan de 7 pasos para ponerse realmente en forma

Plan de 7 pasos para ponerse realmente en forma

Establecer una meta de fitness es solo el comienzo. Cumplir con él requiere una estrategia de batalla.

¿Pasaste el fin de semana preguntándote cómo estamos ya en marzo y ese neumático que habías prometido perder durante el nuevo año solo parece haber crecido más? Bueno, no estás solo y no es algo bueno. La mayoría de nosotros tenemos metas de acondicionamiento físico que queremos lograr (realmente las tenemos), pero no podemos hacerlo porque no tenemos en cuenta la planificación y el trabajo para alcanzar la meta (después de todo, correr 5 km cada mañana significa despertar una hora antes, lo que significa dormir una hora antes y así sucesivamente). Pero no te desanimes. Hay una manera de salir de este círculo vicioso, solo sigue leyendo.

Paso 1: Escríbalo
¿Qué quieres hacer? ¿Perder peso, perder centímetros o simplemente poder subir cinco tramos de escaleras sin sentirse sin aliento? Sea lo que sea, póngalo en un papel y manténgalo en su línea de visión (ya sea en el refrigerador, el armario o el escritorio). Recuerde también registrar su progreso. A medida que te acercas a tu objetivo. Te mantendrá motivado.

Paso 2: Corre la carrera de obstáculos
¿Has pensado por qué nunca terminaste apegándote a tu último régimen de carrera? Probablemente porque quería hacerlo a las 5 am, cuando nunca se había despertado antes de las 6. Su cuerpo no va a comenzar a despertarse repentinamente a una hora diferente, especialmente si prevé un entrenamiento agotador por delante. Exprima su entrenamiento dentro de su día laboral: si la mañana no es posible, puede caminar / correr después de regresar por la noche. En lugar de ir al paseo marítimo, que puede no parecer muy atractivo después de ciertas horas, camine durante una hora alrededor de su complejo de viviendas. Averigua qué te detiene y cómo puedes solucionarlo. Haz lo mismo con tu dieta. Cambiar de naans de mantequilla y pollo a sopas y ensaladas durante la noche solo te dejará con ganas de un bocadillo de medianoche.

Paso 3: consigue un socio
No hay nada mejor que la compañía para mantenerte alerta. Pero elige el correcto. Alguien que te despertará cuando quieras presionar el botón de repetición, alguien que te anime a esforzarte más y alguien con quien te sientas un poco competitivo. Su pareja, si no puede pagar un entrenador personal, debería disfrutar del mismo tipo de ejercicios. No tiene sentido emparejarse con una rata de gimnasio si prefieres correr bajo el sol.

Paso 4: establezca objetivos semanales
Nadie pasó del sofá a 5K en un día. Si bien su propia meta puede ser perder 10 kg, calcule cuánto puede lograr en una semana. Podría ser solo 500 g, pero bueno, eso también es algo.

Una vez que esté en camino de perder los 10 kg, no se haga la vida difícil agregando más objetivos al programa: la cintura de Deepika o el torso de Ranveer. Concéntrese en una sola cosa. Cuando haya perdido peso y lo haya mantenido durante unos buenos seis meses, suba su apuesta.

Paso 5: Sea flexible
Hoy no pudiste ir al gimnasio: tu camiseta de gimnasio que lavaste anoche todavía no se ha secado. ¿Qué te pondrás? O quizás lo menos frívolo, te perdiste tu hora de gimnasio, ¿y ahora qué? Golpear la carretera. Ir a caminar. Si no hay tiempo para un entrenamiento sostenido de una hora. Tómate seis descansos de 10 minutos durante el día para hacer flexiones, estiramientos y abdominales. Todo lo que tienes que hacer es perderte tu café y cotillear.

Paso 6: cambiar la rutina
La misma rutina, como la misma comida, puede volverse aburrida. Incluso si es pizza o cupcakes. Considere el aburrimiento. Lo sentirás algún día. Aproximadamente cada semana, cambie su sesión de entrenamiento, ya sea un cambio en la ruta o una variación en el entrenamiento. Lleva una cuerda para saltar y haz algunos saltos entre dos rondas de caminata. Si tiene acceso a una piscina, abandone el gimnasio por el agua. Incluso un cambio en su lista de reproducción de ejercicios podría motivarlo.

Paso 7: Descanse
Todos necesitan un día de descanso. Tu también lo haces. Téngalo en cuenta. Si teme perder impulso, realice un entrenamiento más ligero, por ejemplo, un paseo o un baño lento o un partido de tenis / bádminton / squash con su compañero de entrenamiento. Le refrescará la mente y le permitirá volver a la carrera.