contadores publicos Saltar al contenido

Tonifica tus piernas con sentadillas divididas

Tonifica tus piernas con sentadillas divididas

Trabajar duro las piernas siempre es muy gratificante y también muy desafiante.

No es de extrañar, entonces, que los gimnasios estén llenos de cuerpos superiores enormes sobre patas de pájaro cuando se trata de hombres, y para las mujeres es un caso en el que nunca adelgazan las piernas porque “esos movimientos de Pilates simplemente no parecen funcionar”. De hecho, hay muy pocos aprendices que hacen el esfuerzo de trabajar duro en la parte inferior del cuerpo y eligen ejercicios intensos que realmente se recuperan en forma de piernas fuertes, delgadas y musculosas. Y, como es habitual, los ejercicios de peso corporal son una gran opción cuando se trata de hacer un gran entrenamiento de piernas. Por lo tanto, en esta publicación te compartiré cómo hacer bien un ejercicio altamente efectivo como la sentadilla dividida. Las sentadillas divididas son un movimiento de pierna unilateral que golpea tus piernas con fuerza una a la vez. También ayuda a desarrollar los músculos centrales hasta cierto punto debido a la naturaleza inestable del movimiento. Ahora, algunas personas se refieren erróneamente a las sentadillas divididas como estocadas, y no lo son. Sí, los dos son casi similares, pero la principal diferencia es que cuando haces estocadas necesitas dar un paso hacia adelante y hacia atrás con cada repetición, y con las sentadillas divididas simplemente planta un pie hacia adelante y te agachas hacia arriba y hacia abajo sin dar ningún paso atrás o atrás. adelante durante el set.

Beneficios de las sentadillas divididas: Desarrolla músculo: una excelente manera de agregar musculatura en las piernas mientras agrega fuerza Quema grasa: se sabe que las series de altas repeticiones ayudan a recortar esas piernas rápidamente Mejor estabilidad y equilibrio: la naturaleza unilateral del movimiento ayudará a mejorar su estabilidad y el equilibrio más ayuda para mejorar el rendimiento deportivo Sin mucha carga en la espalda: para aquellos que no pueden hacer sentadillas con mucho peso debido a problemas en la espalda baja, puede ser una buena idea hacer sentadillas divididas para trabajar las piernas con fuerza

Posición: -Dar un paso hacia adelante asegurándose de que el pie vaya recto hacia adelante en la misma línea y no quede alineado con el pie trasero, es decir, si se para frente a un espejo, su pie trasero debe ser visible y no estar oculto detrás de su frente. pie.

-Los dedos de los pies deben apuntar hacia adelante y no hacia los lados.

-Elevar el talón de la pierna trasera. Se mantiene elevado durante todo el set.

-Espalda recta

Movimiento: -Comience bajando la pierna trasera hacia el suelo de forma controlada.

-Inicialmente, baje todo lo que pueda cómodamente y avance hasta el punto en que sus rodillas toquen el suelo ligeramente.

-Párese mientras presiona el talón del pie delantero para asegurarse de poner el máximo énfasis en los cuádriceps.

Errores habituales: -Dejar que las rodillas vayan hacia dentro al bajar. Las rodillas deben bajar en línea recta con los dedos de los pies y los muslos (desde una vista frontal) deben estar a 90 grados del suelo.

-Empujar la rodilla delantera hacia adelante en lugar de bajar la rodilla trasera. Su objetivo es bajar la rodilla trasera hacia el suelo y no empujar la rodilla delantera hacia adelante. Su rodilla delantera no debe ir muy por delante de los dedos de los pies al bajar, al hacerlo, se parece más a un movimiento de balanceo hacia adelante y hacia atrás en lugar de una sentadilla.

-No mantener la espalda recta e inclinarse hacia adelante. La idea es bajar las piernas y no inclinarse hacia adelante. Si su flexibilidad no es excelente, baje lentamente durante un período de tiempo, pero asegúrese de que su espalda se mantenga recta durante toda la serie. -Empujar los dedos de los pies, no el talón. Debe levantarse presionando los talones del pie delantero y no los dedos. Para comprobar si está cometiendo este error, observe si el talón del pie delantero se levanta del suelo cuando se levanta. Si está empujando los dedos de los pies delanteros, lo más probable es que suba el talón. Si hace este ejercicio correctamente, debe sentirlo trabajando en las piernas y los glúteos y no en las rodillas. Comience con series de 5-6 repeticiones a cada lado y avance hasta un rango completo de movimiento antes de agregar repeticiones. Una vez que haya trabajado hasta 15 repeticiones fáciles, puede agregar algunas mancuernas, barra o pesas rusas o comenzar a hacer estocadas para aumentar la resistencia. Lea más historias sobre salud personal, dieta y estado físico en www.healthmeup.com